Twitter

APPLE

En el artículo de hoy os presentamos Apple, el gigante americano creado entre otros por el carismático Steve Jobs, y cuyo logo de la manzana mordida conoce todo el mundo. Existen numerosos libros, documentales y películas sobre la empresa y su fundador y todo el mundo ha utilizado productos Apple en algún momento. Si la historia y los productos de Apple no tienen ningún secreto para buena parte de nuestros lectores, quizá el análisis de sus Estados Financieros no sea tan conocido.

Introducción

Apple se creó en 1976 gracias a la visión de dos jóvenes amigos: Steve Jobs y Steve Wozniak de 21 y 26 años de edad. Un amigo común presentó a estos dos estudiantes cinco años antes, ya que consideró que podían entenderse muy bien: a ambos les gustaba la electrónica y hacer bromas pesadas. Wozniak era el más técnico de los dos. De hecho, en 1971 ya había creado un primer ordenador rudimentario que serviría de base a los primeros Apples. También había trabajado un tiempo en la empresa Hewlett Packard diseñando calculadoras. A Steve Jobs le interesaba también la técnica, pero destacaba sobre todo por ser un comercial brillante.

El primer proyecto que desarrollaron juntos fue el de las “blue boxes”, unos aparatos que permitían realizar llamadas a larga distancia sin ningún coste y de los que consiguieron producir y vender unos doscientos ejemplares. Este primer éxito técnico y comercial junto con otros experimentos que fueron realizando les animaron a crear la empresa Apple Computer Company en 1976 y un ordenador que llamarían Apple I. No tenían muy claro que las ventas de este primer ordenador funcionaran, pero los jóvenes emprendedores querían poder contar a sus nietos que habían creado una empresa.

Los dos Steves fundaron Apple con una tercera persona, Ronald Wayne. Este ingeniero de 41 años había coincidido con los dos amigos en la empresa Arcade y había participado en las numerosas y acaloradas discusiones entre Jobs y Wozniak sobre la creación de ordenadores. A los dos amigos les gustaba el rol de árbitro que tomaba Wayne en estas discusiones y le propusieron una participación del 10% en la empresa que querían crear. Wayne aceptó, pero su anterior experiencia fallida en la creación de una empresa de máquinas tragaperras y el ímpetu de los dos jóvenes descabellados le asustaron rápidamente e hicieron que se retirase de la empresa apenas doce días después de su creación. Como dijo él mismo en 2014, ha resultado ser mejor ingeniero que empresario.

Un ejemplo curioso que muestra la diferencia de carácter entre Ronald Wayne y los dos Steves es el propio logo de Apple, la manzana mordida. Parece que el nombre se le ocurrió a Steve Jobs después de un paseo campestre en el que se dijo que la manzana era algo simpático, que no asustaba a nadie y además aparecería en cabeza de las listas de empresas por orden alfabético. Pero el primer logo lo dibujó el propio Ronald Wayne, y difiere claramente del logo que le sustituyó en 1977 y que se ha mantenido prácticamente intacto desde entonces, salvo cambios de color.

El Apple I fue el primer ordenador individual que apareció en el mercado completamente montado. Los otros ordenadores que existían en ese momento eran ordenadores profesionales o bien ordenadores para aficionados que se vendían en kits. El Apple I resultaba por tanto atractivo para un mayor público de particulares, aunque para funcionar necesitaban conectarlo a una alimentación, un teclado y una pantalla de televisión. El hecho de utilizar un teclado y una pantalla era un elemento muy novedoso en ese momento ya que las máquinas de la competencia funcionaban con un sistema de interruptores y de bombillas de colores mucho menos funcionales. Se puede decir que el primer producto Apple fue ya un producto extremadamente novedoso que marcaría la tendencia de la revolución de los ordenadores personales de los años siguientes.

El éxito del Apple I se debió también a su primer cliente, ya que no fue fácil encontrarlo. El producto no interesó ni a HP ni a Arcade, las dos empresas en las que habían trabajado los dos Steves. Pero sí interesó a Paul Terrell, propietario de una nueva tienda de ordenadores en Mountain View que les encargó 50 unidades. Los jóvenes empresarios se pusieron manos a la obra y acabaron vendiendo unas 200 unidades del Apple I.

Acto seguido pasaron a la preparación de su segundo ordenador, el Apple II, que comercializaron en 1977 y vendieron con varias mejoras hasta 1993. Con un total de 6 millones de unidades vendidas, éste fue el primer ordenador personal fabricado a gran escala.

Con una pantalla y un teclado integrado, fue el primer ordenador que llegó masivamente a las casas americanas. Los elementos que lo diferenciaban del Apple I y de los demás ordenadores eran por un lado su apariencia, ya que no se veían cables conectando distintas unidades, la gráfica con colores, y la aparición de las primeras aplicaciones como VisiCalc en 1979 que permitía realizar cálculos con el Apple II y que ayudó al aumento de sus ventas en el ámbito profesional.

Si bien el Apple II supuso el despegue de la empresa de los dos Steves, el producto mítico de Apple estaba todavía por llegar: el MacIntosh. Pero también los años de discordia entre los fundadores de Apple y la empresa.

Apple no se durmió en los laureles del Apple II y empezó a trabajar en el proyecto del MacIntosh a finales de los años 70. Pero la empresa había crecido y sus distintos directivos no tenían la misma visión de la evolución que debía tomar ésta (en 1977 se nombra a Mickael Scott primer presidente de Apple). No existía un único proyecto para suceder al Apple II sino dos: el MacIntosh y Lisa. El desarrollo de estos dos productos se realizó por dos equipos que trabajaban en paralelo y de forma hermética. De hecho, existía una gran competencia entre ellos y una carrera para ver qué equipo conseguiría sacar a la venta su ordenador antes que el otro.

Steve Wozniak participó activamente en el desarrollo inicial del MacIntosh mientras que Steve Jobs trabajó para el equipo del Lisa. Steve Jobs tenía como objetivo convertir a Lisa en el sustituto del Apple II y con un atractivo especial para las empresas, que se interesaban más por los ordenadores de IBM que por los de Apple. Era un ordenador mucho más caro que el MacIntosh pero que integraba una serie de innovaciones que hoy en día utilizan todos los ordenadores: la interfaz de usuario gráfica (GUI) y el ratón.

Pero esta organización se vio completamente trastornada poco tiempo después ya que en 1981 Steve Wozniak sufrió un accidente de aviación cuyas secuelas le obligaron a abandonar su actividad en la empresa y el mismo año Mike Markkula, que acababa de sustituir a Scott como Presidente de Apple, decidió apartar a Jobs del proyecto Lisa por quejas sobre su gestión del equipo. Steve Jobs aprovechó en ese momento la ausencia de Wozniak para hacerse con la dirección del proyecto MacIntosh, que interesaba menos a Markkula.

Lisa ganó la carrera al MacIntosh, ya que se comercializó en 1983. Pero resultó ser un fracaso pese a sus grandes cualidades técnicas: no consiguió interesar a las empresas que siguieron prefiriendo los ordenadores de IBM y resultaba demasiado caro para los particulares.

MacIntosh salió a la venta un año después con un precio cuatro veces inferior al Lisa y fue todo un éxito.  También hay que destacar la publicidad que consiguió hacer Apple de su nuevo producto: el spot publicitario del nuevo MacIntosh lo realizó nada menos que Ridley Scott y se emitió por primera vez en el descanso de la SuperBowl. Resultó ser todo un éxito y todavía hoy se considera como uno de los mejores anuncios de la historia (Ad Age lo tiene dentro de su lista de los 50 mejores anuncios) (https://www.youtube.com/watch?v=2zfqw8nhUwA).

Sin embargo, pese a la euforia inicial, las ventas del MacIntosh no acabaron de alcanzar las expectativas de la empresa y ésta entró en una etapa difícil de restructuración y fusión de equipos distintos y enfrentados.

Steve Jobs decidió dejar Apple en 1985 debido a su relación conflictiva con el Presidente John Sculley, antiguo presidente de Pepsi-Cola y que había sustituido a Markkula en 1983 después del fracaso de Lisa. Apple ya no contaba entre sus efectivos con ninguno de sus fundadores. Se puede decir que Steve Jobs no perdió el tiempo al dejar Apple: creó la empresa informática NeXt en 1985, compró la empresa Pixar en 1986 que le permitirían convertirse en el mayor accionista de Disney cuando esta adquirió Pixar en 2006.

Pero la ausencia de Steve Jobs no consiguió mejorar las cosas y Apple siguió con dificultades durante los años siguientes. Tanto es así, que la empresa de la manzana volvió a reconciliarse con su carismático fundador en 1996 adquiriendo la empresa NeXt que Steve Jobs había creado y aceptándolo de nuevo en la dirección de la empresa un año después. Apple estaba estancada, no lograba crecer y los accionistas estaban cada vez más descontentos con la evolución de la empresa.

El éxito que tuvo Apple a partir de entonces se asocia directamente a Steve Jobs y a sus técnicas novedosas de comunicación, como sus célebres “Keynotes” de cada semestre. Pero el despegue espectacular de la empresa se debe principalmente a que ésta consiguió reinventarse creando nuevos negocios completamente distintos a los ordenadores, como los iPod y los iPhone. Según la revista Fortune, Apple ha sido la empresa más admirada del mundo desde 2006 a 2013.

Le enfermedad de Steve Jobs y su fallecimiento a finales de 2011 fueron un golpe duro para la empresa y se habló mucho en la prensa de su capacidad de sobrevivir al fundador. Pero hoy en día Apple sigue siendo una marca ineludible en el mundo de la informática y de los teléfonos móviles.

Si hacemos un breve repaso de los productos que ha comercializado Apple desde el Apple II y el MacIntosh, vemos que la lista de éxitos mundiales es bastante larga.

En 2001 crea el iPod, el aparato de reproducción musical que sustituyó rápidamente a walkmans y discmans. En 2007 lanzó el iPhone, el famoso teléfono móvil que sigue compitiendo hoy en día con los mejores smartphones y que derrotó completamente a los Blackberryes que se utilizaban masivamente en el ámbito profesional.

En 2007 se crea el Apple TV. En 2008 se lanza la App Store. En 2010 crean el iPad. En 2011 integran “Siri”, la tecnología de reconocimiento vocal en sus iPhones. También en 2011 integran el iCloud. En 2014 crean el Apple Watch y la última novedad ha sido los AirPods.

Apple ha conseguido diversificar su gama de productos y mantenerse siempre en la primera fila de la innovación digital, aunque la competencia asiática en este sector es extremadamente feroz.

Apple tiene hoy en día unos 137 000 empleados. Define su actividad en 5 categorías:

  • iPhone
  • Mac
  • iPad
  • Weareables, Home and Accessories (AirPods, Apple TV, Apple Watch, Beats products, HomePod, iPod touch)
  • Services (ventas de las Tiendas digitales, servicios streaming, AppleCare, iCloud)

Si miramos la repartición geográfica de las Ventas, vemos que Apple tiene implantación geográfica en todo el mundo pero con una predominancia significativa en América.

Como hemos dicho antes, Apple tiene una competencia muy importante.

La competencia histórica de Apple ha sido la de Microsoft. Estas dos empresas entraron en el mercado en los años 70 y empezaron colaborando juntas. Pero Microsoft trabajaba también con IBM, el gran competidor de Apple de los años 80 con el IBM PC de 1981. Apple acusó a Microsoft de haber plagiado su interfaz gráfica y durante décadas las dos empresas estuvieron en una batalla continua, tanto comercial como publicitaria pero también jurídica. Apple ha destacado siempre su diseño, la calidad de sus productos, su carácter innovador, la rapidez de su sistema y la interconectividad con los diferentes productos Apple, mientras que Microsoft ha puesto siempre de manifiesto su precio más asequible y la mayor red de usuarios que utilizan su software, tanto en las empresas como a nivel particular. Hoy en día, los ordenadores de Apple en el mundo representan un 10% del número total de ordenadores.

Pero las grandes batallas de Apple en el siglo XXI no han sido contra Microsoft sino contra Google. Desde la aparición del iPhone, producto revolucionario en su momento y que ha cambiado completamente la telefonía móvil, los demás fabricantes de smartphones utilizan hoy en día el sistema operativo Android, propiedad de Google. Es curioso que el campo de la telefonía móvil fue el que permitió a Apple dar un nuevo giro y disparar sus ventas mientras que fue uno de los mayores fracasos para Microsoft, que no supo ver a tiempo la importancia de este mercado en el que entró demasiado tarde y no supo convencer con su Windows Phone que acabó desapareciendo en 2018.

Los principales fabricantes de Smartphones son empresas asiáticas como Samsung o Huawei. Las ventas de iPhones que habían aumentado siempre desde su creación en 2007 han empezado a disminuir desde 2016, lo que supone un golpe duro para la marca de la manzana. Uno de cada diez teléfonos vendidos en 2019 es un iPhone mientras que el 85% de los teléfonos móviles en funcionamiento son Smartphones (Android). Pero los porcentajes cambian mucho si en vez de fijarnos en el número de teléfonos vendidos, nos fijamos en el beneficio que se consigue con su venta: Apple es capaz de vender sus iPhones a precios más elevados y con márgenes altos así que, aunque solo venda 10% del número total de teléfonos móviles, obtiene cerca del 70% del Beneficio global de este sector (para más detalle, ver el excelente vídeo de Álex Estebaranz sobre Apple https://www.youtube.com/watch?v=gRr0iU1q8u0).

Si los productos de Apple son capaces de entusiasmar a un número importante de personas a través del mundo, también consiguen concentrar un gran número de críticas y denuncias por parte de particulares y gobiernos.

Se suelen criticar los precios elevados de sus productos, la rápida caducidad de éstos, debido a la rapidez con la que salen las nuevas versiones. Se critica también a Apple por aspectos ecológicos o sociales, como la gestión de residuos, reciclaje, tiempo de vida de sus productos, utilización de materiales altamente contaminantes o condiciones de trabajo en China.

Apple está también involucrado regularmente en juicios contra consumidores, empresas o Estados. Se le ha acusado tanto de prácticas monopolísticas del App Store con comisiones abusivas, competencia desleal al dificultar la utilización de aplicaciones distintas a las de Apple. Y también por su política de optimización fiscal que entra en conflicto con la legislación de numerosos países.

Para acabar esta introducción, queremos resaltar a los principales accionistas de Apple: The Vanguard Group (7,3%), Berkshire Hathaway (5,6%) y BlackRock Fund Advisors (4,3%). Es siempre un dato importante para los Inversores a Largo Plazo que la empresa de Warren Buffet tenga acciones de una empresa. Y, en este caso, todavía es más significativo ya que Apple es la empresa que más pesa en la cartera de Warren Buffet y éste ha expresado personalmente en numerosas ocasiones su confianza en la capacidad de Apple en mantener sus Ventajas Competitivas a largo plazo.

Pasemos al análisis de sus Estados Financieros para ver si Apple podría interesarnos.

1) SOLIDEZ: Balance

El Balance de Apple se caracteriza por una relación de corrientes muy holgada, un nivel de Tesorería muy alto y unos Intangibles bajos y poco explicados en los Informes Anuales de la empresa. Pasemos al detalle de cada apartado.

Activos y Pasivos a Corto Plazo

La relación de corrientes de Apple es bastante holgada ya que el Ratio de Liquidez es de 1,5. Sin embargo, hay que decir que éste es el ratio más alto de los últimos años y que se debe a un aumento muy significativo de Tesorería. Veremos en el apartado de Cash Flow que este aumento de tesorería se debe a una desaceleración en la compra de títulos de deuda privada.

Debido a este aumento importante de Tesorería en 2019, el Test Ácido que solía ser de 0,25 los años anteriores sube a 0,46 en 2019, que es un valor muy alto. Hay que resaltar que aunque la Deuda Financiera a Corto Plazo de Apple no sea muy alta, empieza a adquirirla únicamente a partir de 2014 ya que antes no tenía.

Activos y Pasivos a Largo Plazo

Apple tiene una Deuda Financiera controlada ya que la relación Deuda Neta/EBITDA es inferior a la unidad (0,7 en 2019). Sin embargo, hay que destacar que aun siendo baja, la Deuda Neta se ha disparado durante los últimos años ya que la relación Deuda Neta/EBITDA era prácticamente nula o negativa antes de 2014.

Un apartado que es complicado de encontrar en el Informe Anual de Apple es el de los Intangibles, ya que esta partida no aparece en sus Estados Financieros. Los Intangibles quedan incluidos en la partida “Other non-current assets” del Balance de Apple pero no sabemos qué parte les corresponde y, dentro de los Intangibles, qué parte corresponde al Fondo de Comercio. Esto no era el caso hasta el Informe Anual de 2018, ya que en los años anteriores se distinguía la partida de “Fondo de Comercio” y “Otros Intangibles”.

En 2017, último año en el que aparecen los Intangibles en el Balance de Apple, estos representaban un 2,1% del Activo Total, de los cuales un 1,5% del Activo Total era el Fondo de Comercio. Estos Intangibles son extremadamente bajos, sobre todo para una empresa con una marca tan importante como Apple y que ha realizado adquisiciones durante los últimos años. Podemos citar la adquisición de NeXt en 1996 (empresa de Steve Jobs), Siri en 2010, Beats Electronics en 2014, Turi en 2016 (inteligencia artificial) y Real Face en 2017 (startup israelí especializada en el reconocimiento facial).

En 2019, la partida “Other non-current assets” representa el 10% del Activo Total. Es una pena no tener el detalle de esta partida, pero aun suponiendo que fuera únicamente Intangibles, se puede decir que Apple tiene Intangibles sorprendentemente bajos. Este punto es muy positivo. La Autonomía Financiera se ha ido reduciendo de manera muy marcada durante los últimos años: en 2013 era del 60% y en 2019 sólo es del 27%. Esto se debe en parte al aumento de la Deuda que empezó a adquirirse en 2014 y a la recompra de acciones.

2) RENTABILIDAD: Cuenta de Resultados 2018

Ventas

Las Ventas de Apple han crecido al vertiginoso ritmo de un 20% medio anual desde 2009. En 2019 las Ventas son seis veces superiores a las de 2009. Sin embargo, las Ventas cayeron un 2% en 2019 debido principalmente a la reducción de ventas del iPhone.

Como hemos visto en la introducción, las Ventas de Apple son muy dependientes de su producto estrella, el iPhone, que concentra el 55% de las Ventas. Y las Ventas del iPhone se redujeron un 14% en 2019 respecto de 2018, principalmente en China. Esta reducción importante se ha compensado parcialmente por el aumento de las Ventas de los demás productos de Apple, como los iPads (+16%) o los productos contabilizados en “Wearables, Home and Accessories” (+41%). El crecimiento espectacular de esta última categoría se debe al aumento importante de ventas de AirPods y Apple Watches. La diversificación de productos de Apple ha conseguido evitar una reducción de las Ventas más importante.

Las Ventas de los teléfonos móviles se han ido reduciendo a nivel mundial durante los últimos tres años. El mercado de estos productos parece haber alcanzado su máximo y no se prevé que vuelva a tener los crecimientos de doble dígito que ha tenido durante los años anteriores. Sin embargo, Apple no sólo se ha visto perjudicada por esta desaceleración del mercado mundial de los teléfonos. Otros competidores como Samsung o Huawei han conseguido quitarle buena parte de este mercado. Parece que el futuro de la telefonía móvil va encaminado hacia los aparatos 5G. Apple tendrá que hacerse su lugar en la carrera de esta nueva telefonía o seguir diversificando sus productos para diversificar más sus Ventas si quiere seguir aumentándolas en el futuro.

Márgenes

El Margen Neto de Apple ha oscilado alrededor del 22% durante los últimos diez años. Es un Margen muy alto que nos muestra que Apple tiene altas Ventajas Competitivas pese a ofrecer productos en un mercado altamente competitivo. Si miramos el Margen Neto de otras empresas, vemos que Apple consigue un Margen Neto mayor que éstas ya que Samsung le sigue de cerca con un Margen Neto de 18% en 2018 pero Huawei queda muy por detrás con un Margen Neto de 8% únicamente.

En el Informe Anual de Apple, vemos que los Márgenes de Productos y Servicios no son los mismos: mientras que el Margen Operativo de los Productos es del 32%, el de los Servicios es el doble: 64%, lo que implica que este sector es muy rentable para Apple aunque todavía no pesa lo suficiente ya que el Margen global se queda en 38%.

Pero parece que el futuro de Apple va encaminado hacia el desarrollo de sus Servicios. Es lo que presentó Tim Cook, el actual CEO de Apple, en sus últimos Keynotes de marzo y setiembre 2019. Siguió presentando los nuevos iPhone y iPads como en los años anteriores, pero dedicó la mayor parte de sus presentaciones a los productos y servicios que Apple quiere potenciar en el futuro próximo: Apple Watch, incrementado con el servicio de Apple Care, y los demás Servicios como Apple Arcade, Apple News, Apple TV+ o Apple Card.

Para proporcionar estos nuevos servicios, Apple no ha escatimado en la búsqueda de cooperaciones con organismos de renombre o estrellas del Show Business. Para su nueva Apple Card, complemento de Apple Pay que ha ido desarrollando estos últimos años, trabaja junto con Goldman Sachs y Mastercard. Para sus distintas aplicaciones de Apple Care, trabaja con universidades como Harvard o la universidad de Michigan así como con organismos reconocidos de salud como el National Institute of Health. Y, para la Apple TV+, la Keynote de setiembre 2019 contó con la presencia y el apoyo incondicional de la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey. Nada menos.

La apuesta de futuro de Apple no pasa por tanto por un nuevo producto que revolucione el mercado sino por una serie de Servicios a los que se accede gracias a los productos Apple (iPhone, iPad, Apple Watch). Si se quiere utilizar estos Servicios, se necesita tener un soporte Apple, lo que intensifica el hermetismo de la empresa frente a la competencia y la dependencia de sus usuarios a los productos Apple, una de las principales Ventajas Competitivas de la empresa de la manzana.

Esta apuesta por los Servicios es un cambio de tendencia muy marcado y que, como hemos visto antes, corresponde a desarrollar la categoría con mayores Márgenes. Si estos nuevos servicios tienen éxito, el Margen de Apple también puede crecer todavía más. Por el momento, hay que resaltar que el precio de la acción de Apple se ha doblado entre principios y finales de 2019.

Ratios de Rentabilidad

ROA: 16% (Beneficio Neto/Activos Totales)

ROE: 61% (Beneficio Neto/Patrimonio Neto)

ROCE: 44% (EBIT/(Patrimonio Neto + Deuda Neta))

Los Ratios de Rentabilidad son excepcionalmente buenos. Aunque el ROE y ROCE quedan algo sobrevalorados por el Patrimonio Neto que se ha ido reduciendo durante los últimos años, estos Ratios nos muestran que Apple es una empresa extremadamente rentable.

Beneficio por Acción (BPA)

El BPA ha tenido un ritmo de crecimiento tan espectacular como el de las Ventas: un 25% anual medio desde 2009. En 2019 el BPA ha disminuido un 0,2%, mucho menos que el 2% de reducción de las Ventas. Apple ha sabido por tanto frenar las pérdidas.

3) DIVIDENDO

Dividendo por Acción (DPA)

Parece que Steve Jobs era contrario a la retribución en efectivo a los accionistas. Así que Apple no empieza a repartir Dividendos hasta 2012, un año después de la muerte de Steve Jobs. Desde entonces, los ha ido aumentado cada año en alrededor de un 10%.

Si compramos acciones de Apple a día de hoy por $319, la Rentabilidad por Dividendo es de 1,0%.

Si hubiésemos comprado acciones en 2014 por $86, la Rentabilidad por Dividendo que tendríamos en 2019 sería de 3,7%.

Si hubiésemos comprado acciones en 2009 por $34, la Rentabilidad por Dividendo que tendríamos en 2019 sería de 9,3%.  

Al estar el precio de la acción muy alto, las Rentabilidades iniciales son muy bajas y aunque el crecimiento del Dividendo desde 2012 ha sido alto, se tardaría bastante en obtener buenas rentabilidades a este ritmo.

Payout (Dividendos/Beneficio Neto)

Desde que empezó a distribuir dividendos en 2012, el Payout de Apple oscila entre el 20 y el 30%. Se trata todavía de un Payout bastante bajo.

Cash Flow

La curva de Operating Cash Flow tiene una tendencia muy positiva hasta 2015. Y a partir de entonces está estancada. La curva de CAPEX se superpone prácticamente a la del Operating Cash Flow hasta 2012 para reducirse durante los años siguientes llegando a valores negativos en 2018 y 2019. Los Free Cash Flows de estos dos últimos años son altísimos.

Si miramos lo que ha cambiado en las Inversiones de estos últimos años, vemos que se trata principalmente del volumen de compra de valores negociables (marketable securities) que son principalmente títulos de deuda privada.

El Cash Flow de los últimos dos años es tan positivo porque Apple compra menos títulos de deuda privada pero sigue cobrando las rentabilidades de los títulos de Deuda que había adquirido en mayor cantidad los años anteriores. No se trata por tanto de un efecto de la actividad propia de Apple. Para ver con más claridad qué inversiones hace Apple relacionadas con la actividad de la empresa, hemos quitado las partidas de “marketable securities” y la curva del CAPEX queda como sigue:

Vemos que las inversiones relacionadas con la actividad de Apple están muy acotadas y siempre muy por debajo del Operating Cash Flow. Todo esto nos demuestra que Apple es una gran generadora de caja.

Recompra de Acciones

El número de acciones alcanzó un máximo en 2012 y desde entonces ha ido reduciéndose casi en un 5% medio anual, lo que es bastante importante. Esta política de recompra de acciones corresponde con la política de distribución de dividendo que como hemos visto antes se inicia también en 2012. Apple da un giro categórico a su política de retribución al accionista ese año.

En 2019, Apple anunció un incremento en el plan de Recompra de Acciones de $100.000M a $175.000M. La contrapartida de estas recompras, es que la Autonomía Financiera de Apple se va reduciendo año tras año.

Conclusión

El Análisis de los Estados Financieros de Apple nos muestra que se trata de una empresa con un Balance muy sólido, una Rentabilidad estupenda y una política de Retribución al accionista que desde 2012 se adapta a la Inversión por Dividendos Crecientes.

Apple no tiene prácticamente Deuda, tiene Intangibles muy bajos y genera una cantidad muy importante de Tesorería, que ha doblado en 2019. Si bien sus Ventas se han frenado este último año, el Margen Neto sigue siendo muy alto y estable (21%) al igual que los Ratios de Rentabilidad. Pese a la competencia feroz que existe en el mundo de los teléfonos móviles y otros productos informáticos, podemos decir que Apple tiene claras Ventajas Competitivas. Y pretende aumentarlas durante los próximos años focalizándose en el desarrollo de Servicios que inciten todavía más la compra de productos Apple y que representan la categoría con márgenes más altos de la empresa.

Desde 2012, Apple tiene una política bastante agresiva de Recompra de Acciones y también empieza a distribuir un Dividendo creciente que ha ido aumentando cada año en un 10% aproximadamente. Si bien esto es una buena noticia, hay que matizar que la Rentabilidad por Dividendo Inicial es muy baja (1,0%). El precio de la acción se ha duplicado en un año, lo que penaliza la RPD inicial.

Apple genera mucho dinero y ha dedicado durante los últimos años un gran volumen de este dinero a la compra de títulos de deuda privada. Pero desde 2018, ha comprado muchos menos títulos de deuda y ha acumulado así en 2019 una cantidad importante de efectivo (Test Ácido de 0,46).

Apple está viviendo en este momento un cambio importante en su política de desarrollo con una apuesta fuerte sobre los Servicios, su sector más rentable y parece que el mercado ha recibido la noticia con entusiasmo ya que el precio de la acción se ha disparado en 2019. Será muy importante analizar los resultados de Apple durante los próximos años para comprobar si esta política es acertada.

¿Qué opináis vosotros sobre Apple? Si queréis más detalles sobre los datos históricos o los precios objetivo, tenéis el Informe a vuestra disposición.

Esperamos que os haya parecido interesante el análisis. ¡No dudéis en compartirlo en vuestras redes sociales o en subir vuestros comentarios! Un saludo y hasta el próximo artículo.

Arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad